Category Archive Prostitutas menorca

Byprostitutas autonomas putas en accion

Prostitutas autonomas putas en accion

prostitutas autonomas putas en accion

Te adormecés ante tanta violencia. Es un proceso de escisión de mente y cuerpo muy profundo. Cuando me encerraban en un cuarto pensaba en asado.

Usaba ese mecanismo para poder seguir. Aunque tu cabeza, y la de todas las mujeres que pasamos por esto, no sale bien física, psíquica, emocional, ni económicamente. Eran 25 y todos pasaron por mi cuerpo tres veces.

En el mismo hospital en el que hace cuatro años, convertido en Centro Cultural, me dieron un reconocimiento como Mujer del Año. Yo hubiera preferido que cerraran todos esos prostíbulos. A esa identidad la sostienen tres patas: Ellas te dicen que es su trabajo, que ellas deciden y ponen el precio que quieren, cuando, en realidad, eso lo pone el mercado o, a lo sumo, el varón prostituyente. Lo que los sindicatos de trabajadoras sexuales quieren, en realidad, no es luchar por los derechos de esas trabajadoras, porque no tienen derechos, son objetos de uso y abuso.

Por eso necesitan que sea un derecho, porque ahí tu fiola ya no es considerada delincuente. Todo esto fomenta la trata de personas. Por eso, para terminar con la trata de personas, hay que abolir la prostitución. Esto es una necro-política bajada del neoliberalismo. En este negocio de venta de cuerpos y de vida, salen ganadores los y las proxenetas, los y las traficantes de personas, las agencias internacionales que bajan millones de dólares en el país, lo que es manejado por AMMAR y la CTA.

Pero la que muere pobre y puta siempre es la mujer prostituida. Los varones que van de putas no practican sexo, practican la violencia a través del sexo.

Necesitan fortalecer su virilidad, su poder de posesión. Ahí no encuentran placer solo fortalecen su violencia. Por lo tanto, el que va de putas no tiene buen sexo, ni sabe hacer el amor. Siempre busqué la salida, nunca me entregué. El día que dije basta fue el primer día que dije no y un varón prostituyente me golpeó tan fuerte que casi muero. Las putas no pueden decir que no. A mí me llevaron a la comisaria Entré en un shock emocional muy fuerte. Todavía hay mucha rabia dentro de mí, pero la trabajo para convertirla en algo positivo.

Para que me empuje a pensar y reflexionar. Me voy curando de a poco, me permito llorar y gritar. Yo vivo desde la pasión. Conocí al padre cuando me estaba construyendo, él me ayudó a seguir pensando y aprendiendo. Él me regaló mi primer libro sobre sexualidad. La ofrenda a las divinidades en forma de mujeres-prostitutas no alcanzó en Grecia una amplitud comparable a la que existió en el Próximo Oriente antiguo; no obstante, se conocen varios casos.

La prostitución en la antigua Roma era símbolo de vergüenza. Los fragmentos de fuentes legales sobre la prostitución son primariamente encontrados en el Cuerpo de Derecho Civil que fue compilado en los primeros años del siglo VI. La prostituta era un personaje sugestivo en la literatura de la antigua Roma.

También se distinguían por usar una toga, que eran ropas usadas típicamente por hombres romanos. Por ende, se ha dicho que la prostituta no era ética para el hombre. El proxenetismo era el acto de obtener ganancia por las acciones de la prostituta. Esto era mediante el manejo de las mismas, buscando clientes o siendo dueños de un burdel. Estos tipos de asociaciones con la prostitución eran mirados con desdén y estigmatizados por la sociedad romana.

La prostitución podía estar confinada en determinados barrios y estar restringida en determinadas fechas, como la Semana Santa. La erradicación de la prostitución no se concebía posible, dado lo inevitable del pecado, y su papel de mal menor que evitaba que el deseo irrefrenable de los varones fuera en contra del honor de las doncellas y las mujeres respetables y se consideraba que evitaba la homosexualidad.

Algunos burdeles eran regentados por los propios municipios, y desde mediados del siglo XIV, estos concejos o asambleas de vecinos regulaban la prostitución arrendando los establecimientos a los padres de la mancebía que controlaban rigurosamente a las prostitutas, que debían ser solteras, con buena salud y someterse regularmente a inspecciones sanitarias y de higiene corporal.

Entre los padres de la mancebía se encontraban caballeros de alto rango que participaban en un negocio muy lucrativo. Mientras tanto, en la América precolombina , las prostitutas del pueblo azteca se clasificaban entre aquellas que se prostituían como parte de un intercambio económico , y las que cumplían una función ritual como acompañantes de los guerreros, con quienes tenían la posibilidad de casarse. Hacia finales del siglo XV se endureció la visión negativa de la prostitución.

La situación era similar en el Imperio Ruso. También existía una red que prostituía a mujeres europeas en India, Sri Lanka , Singapur, China y Japón durante el mismo periodo. En esta convención, algunas naciones declararon reservas respecto a la prostitución.

Los principales teóricos del comunismo se oponían a la prostitución. El término " mujeres de consuelo " se convirtió en un eufemismo para entre A finales del siglo XX emergió el turismo sexual como un aspecto controvertido del turismo occidental y la globalización.

Una vez un cliente contacta, el sexo se da en el coche del cliente, en un lugar apartado en la calle o en una habitación alquilada. Los hoteles habituales alquilan habitaciones por horas.

En Venezuela son conocidas con el nombre de caminadoras. Los términos burdel , lupanar , prostíbulo y mancebía designan uno de los tipos de lugar en donde se practica la prostitución. En algunos casos en el establecimiento no hay ninguna relación formal entre la prostituta y el local. Por costumbre, los clientes van a sabiendas de la alta concentración de prostitutas, y viceversa.

En otros casos, el local y la prostituta tienen una relación establecida entre ambos, a cambio de un salario mínimo o de una comisión en las bebidas que le invitan. Ella debe cumplir con un mínimo de normas de la casa, como por ejemplo ir a "trabajar" un mínimo de días a la semana y cumplir con un horario mínimo. En ambos casos la prostituta termina su jornada en cuanto consigue un cliente dispuesto a contratar sus servicios.

Las relaciones sexuales generalmente se realizan en los mismos apartados en los que se practican los masajes, aunque es posible efectuar tratos para llevar el servicio fuera del local. En estos casos, al igual que en los bares, el local recibe una compensación para que el masajista pueda retirarse o se considera como " comisión de servicio ", por los que el local establece una tarifa mayor.

En algunas grandes ciudades los burdeles se concentran en los llamados barrios rojos. Zonas establecidas donde se tolera la prostitución. En este caso, los servicios sexuales pueden darse en el domicilio del cliente o una habitación de hotel, o bien en el domicilio de la escort.

Las escort pueden ser independientes o trabajar para una agencia. Los servicios se suelen publicitar en Internet, en publicaciones regionales o guías telefónicas. El turismo sexual consiste en viajar con el fin de tener relaciones sexuales con prostitutas o participar en otras actividades sexuales. Entre las razones por las que se recurre al turismo sexual se cuentan: Frecuentemente se trata de un fenómeno relacionado con la inmigración ilegal donde las mafias operan para secuestrar y vender a estas personas a otros países para prostituirse.

Esta oficina define, en su generalidad, la trata de personas como la acción de captar, transportar, trasladar, acoger o recibir personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción , al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra con fines de explotación.

La llamada prostitución infantil consiste en la utilización de menores de edad con fines de prostitución. La mayoría de las prostitutas son víctimas de agresiones físicas o violaciones. Las diversas posiciones se agrupan en torno a tres grupos pincipales: El prohibicionismo consiste en perseguir la prostitución en todos sus aspectos. Considera la prostitución como una actividad inmoral y tanto las prostitutas como los clientes son considerados como criminales. Las posiciones regulacionistas buscan regular la prostitución como una profesión legítima.

La defensa del regulacionismo se da desde distintas corrientes de pensamiento liberales , progresistas y feministas. Desde un punto de vista liberal se puede considerar que prohibir la prostitución supone limitar la libertad individual de prostitutas, proxenetas y clientes. Desde un punto de vista progresista se argumenta que, aunque la prostitución pueda no ser deseable, la prohibición no consigue que la prostitución desaparezca, sino que empuja a las prostitutas a una clandestinidad en la que sus condiciones de vida empeoran.

El abolicionismo considera la prostitución como una forma de violencia contra la mujer que debe ser abolida por completo. Por lo tanto, la prostituta no es vista como una criminal, sino como una víctima de explotación; mientras que los clientes y proxenetas son vistos como explotadores. El modelo nórdico, vigente en Suecia , Noruega e Islandia , es el reference legal actual de esta posición, ya que ilegaliza comprar sexo, pero no venderlo.

De forma que se persigue a los clientes para reducir la demanda y no a las prostitutas. Por regla general, las religiones que rechazan el sexo sin intención reproductiva condenan abiertamente la prostitución, aunque su actitud hacia las prostitutas puede estar sujeta a cambios a lo largo de la historia. La Iglesia católica , después de haber pasado por etapas de intransigencia total hacia las prostitutas, ahora incluso las considera sometidas a una forma de esclavitud de la que deben ser liberadas.

El Papa, la iglesia y las señales del tiempo , el Papa Benedicto XVI admite el uso de preservativos en determinados usos como, por ejemplo, la prostitución. Las posiciones y leyes sobre la prostitución varían ampliamente en diferentes países, reflejando distintas visiones de la victimización, explotación social , explotación laboral , desigualdad social , roles de género , igualdad de género , ética y moralidad , libertad de elección y normas sociales.

Actualmente, la prostitución es completamente ilegal en la mayoría de países. Los aspectos perseguidos y las penas varían notablemente, pudiendo ir desde la infracción administrativa con multa hasta la persecución penal con penas de prisión o incluso muerte. En otros casos, la prostitución no es ilegal, pero sí el proxenetismo. En otros casos, la prostitución puede ser considerada una forma de explotación a abolir.

Es la posición conocida como modelo nórdico , por su adopción en Suecia , Noruega e Islandia , donde es ilegal comprar servicios sexuales pero no venderlos. Es decir, el cliente comete un crimen, pero no la prostituta. Entre éstas, el sida es la que actualmente reviste un mayor riesgo.

De Wikipedia, la enciclopedia libre. Historia de la prostitución.

prostitutas autonomas putas en accion

Prostitutas autonomas putas en accion -

Antonella se baja de un coche con una botella de tequila caro en la mano. No es guapa, pero la naturaleza la ha obsequiado con un cuerpo escultural. Hay muchos hombres que son como el mundo. Esos que van de guapos y piden rebaja, los mando a la mierda, porque a pesar de que me gustara tener sexo con ellos, me contactan por la prostituta que vieron… no por un anuncios de badoo.

Derogar los artículos de los Códigos Contravencionales vigentes en nuestro país que criminalizan el trabajo sexual contradiciendo nuestra Constitución Nacional y los Pactos Internacionales firmados y permitiendo una situación de mayor explotación, abuso y violación de nuestros derechos.

Exigir el esclarecimiento del asesinato de la dirigente de Ammar Sandra Cabrera y de todas las compañeras trabajadoras sexuales que han sido asesinadas. Exigir el reconocimiento de la organización como Sindicato de Trabajadoras Sexuales por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Lograr el reconocimiento de las Mujeres Trabajadoras Sexuales como sujetos de derecho y actoras estratégicas para el desarrollo social. De nada sirven las leyes contra la Trata que equivocadamente generan mayor persecución y abuso contra nosotras: Enfocar con una mirada de género todas las acciones de nuestra organización para el empoderamiento y la lucha de cada mujer como Trabajadora Sexual contra todo tipo de explotación.

Para tener los mismos derechos y responsabilidades que tienen todas las trabajadoras y todos los trabajadores del país. Ammar es el sindicato que formamos las trabajadoras sexuales argentinas en la Argentina para luchar contra la vulneración de nuestros derechos a la salud, trabajo, educación, documentación y vivienda. Luchamos fundamentalmente por la libertad de trabajo. Elegimos ser un sindicato luego de extensos debates sobre cómo encarar nuestra lucha para no ser reprimidas, discriminadas, maltratadas y perseguidas, y porque también estamos convencidas de que saliendo de la clandestinidad es como vamos a mejorar nuestras condiciones de trabajo y por ende nuestra calidad de vida.

Logramos que por primera vez en la historia se condene al asesino de una trabajadora sexual en el año en Córdoba. Aportamos nuestra visión y defendimos los intereses de nuestro sector en gran cantidad de reuniones, conferencias y foros nacionales e internacionales. Aumentamos nuestra participación en espacios feministas en nuestro país y en el resto del mundo encuentros en Río de Janeiro, Ciudad del Cabo y México, entre otros.

Nuestra dirigente, Elena Reynaga, a la vez Secretaría Ejecutiva de la RedTraSex, fue la primera trabajadora sexual en la historia en exponer en una sesión plenaria de la Conferencia Internaciomal de Sida, en México en Todos estos espacios son dirigidos por trabajadoras sexuales. Colaboramos en la baja en la prevalencia en trabajadoras sexuales.

Contamos con incipientes procesos de articulación para la gestión de viviendas. También es autor de los libros de cuentos Muero contento y Una pena extraordinaria, y de las novelas La pérdida de Laura , El informe , Los cautivos , Dos veces junio , Segundos afuera , entre otras.

En noviembre de , recibió el Premio de Herralde de Novela. El artículo recorre diferentes figuraciones de las prostitutas en diversos textos de la literatura argentina para rastrear las claves económicas, políticas y retóricas que se imprimen en el uso y representación de sus cuerpos. También indaga el modo en que la prostituta," síntoma de la condición moderna, urbana y capitalista", cruza sus expresiones con los modos de entender y recorrer las ciudades. This article works on different profiles of prostitutes as described by different argentine narrators, to explore some economical, political and rhetorical clues that go on in the literay use and representations of their bodies.

Las putas y las ciudades se dan sentido recíprocamente. En la fórmula mujer de la calle existe una intuición bastante ajustada del modo en que una ciudad impone su significación a las putas, pero en la expresión hacer la calle se registra el recorrido inverso: Ese mutuo significarse, que es también un mutuo hacerse, no se le podía pasar por alto a Walter Benjamin, a la sensibilidad urbana de Walter Benjamin.

En "Despertar del sexo", por ejemplo, de Infancia en Berlín hacia , descubre la correspondencia que existe entre el hecho de aventurarse en las calles y el hallazgo promisorio de la aventura sexual.

Lo uno con lo otro: Perderse en la ciudad de Berlín, vale decir en la propia ciudad, en la ciudad familiar que se conoce bien, exige precisamente toda una voluntad de salirse de la esfera familiar. Las calles de la ciudad se vuelven cómplices certeras de esta combinación impar de profanación y deshora; son no solamente el escenario sino también el soporte de la emancipación y del despertar de un instinto. Al cabo, entregan su trofeo, y ese trofeo son precisamente las prostitutas.

El mismo dispositivo se activa en "Mendigos y prostitutas", también en Infancia en Berlín hacia La ciudad se vuelve laberinto, y como tal complica la orientación. Y junto con eso, salirse de lo familiar en sentido estricto: Las putas, las mujeres de la calle, las mujeres que hacen la calle, procuran entonces, con sus vagabundeos, "una nueva interpretación de la imagen de la ciudad". Las putas practican una "mirada de seguridad"; porque tampoco ellas pueden abandonarse a la lejanía.

Es la mirada de quien atiende a un peligro y a la vez busca una presa: Definen así toda una manera de ser y de estar en las ciudades: Porque las putas circulan no solamente en la ciudad sino también en el mercado. Porque, en definitiva, el amor que se tiene por una prostituta es para él "la apoteosis de la identificación con la mercancía", con la particularidad de que una puta es, a un mismo tiempo, la mercancía y la vendedora.

Y existen tantas formas de amar como formas de pagar. Parece preferible atender en cambio a la especificidad de una condición moderna, urbana y capitalista. Si una ciudad es, de por sí, la epifanía de la condición moderna y la expresión localizada de las leyes de mercado, las putas activan, con su ir y venir llegado el caso, o bien con su ostensible espera, tanto una cosa como la otra. Son su manifestación visceral y en cierto modo su síntoma.

Cambia eso y cambia todo: Se hace la ley, se hace la trampa. El 12 de agosto de se promulga en Buenos Aires la ordenanza municipal que dispone el cierre y la erradicación de los prostíbulos en un radio de veinte cuadras contando desde Playa de Mayo hay que sacar a las putas del centro, hay que volverlas marginales. Otra ordenanza municipal, pero de , les permite concentrarse en el radio céntrico para facilitar de ese modo el control sanitario y policial hay que vigilar a las putas, hay que traerlas de nuevo al centro, hay que tenerlas a la vista.

Una ordenanza municipal de castiga la incitación sexual desde balcones o ventanas y la exhibición en las calles a las putas hay que tenerlas a la vista, pero sin que ellas quieran hacerse ver por eso. En entra en vigencia una disposición de , que prohíbe la prostitución no tiene que haber putas: Resulta preciso insistir con esta disposición en y en sigue habiendo putas igual.

En se decide la clausura de prostíbulos en la Capital Federal; su efecto inmediato es la proliferación de prostíbulos en la provincia, con equívocas aproximaciones a los bordes ambiguos de la ciudad, y una virtual invasión de putas en las calles y las plazas y las estaciones de tren. El 24 de junio de se expide una ley que ya no condena la prostitución, pero sí el rufianismo se puede vivir como puta, pero no se puede vivir de una puta.

La notoria necesidad de insistir con estas disposiciones legales habla de su insuficiencia, cuando no de su fracaso. Si tan inseparables resultan el hacer la ley y el hacer la trampa es porque, en cierto sentido, la propia ley es la que hace trampa.

La persistente voluntad de inhibir la mostración y la visibilidad es en definitiva lo que promueve todo un arte del encubrimiento. Y con el encubrimiento, la vocación de controlar cae en sus raptos paranoicos: La aplicación efectiva de la ley, cuando no su solo enunciado, se trastornó con estos desvelos.

El reglamento de prohíbe que se atraiga a los paseantes desde las puertas de los prostíbulos. La ordenanza municipal de impide la instalación de esos establecimientos en calles cortadas, a la vez que postula el control de la incitación desde ventanas, puertas y balcones.

El decreto municipal del 11 de febrero de se ve en le necesidad de insistir en la prohibición de exhibirse y de incitar desde las ventanas de las casas, y avanza en la determinación de que se instalen mamparas opacas que impidan la visión desde y hacia la calle.

Luego se prohíbe la existencia de faroles en los frentes de estas casas. Un fervor de minucia semiótica la desvela: Se enerva en una voluntad infinita de clasificación del espacio, agobiada por la significación de bisagras e intermedios. Enloquecen a las leyes con su don inigualable para nunca dejarse ver y para darse siempre a ver.

La mirada compasiva revierte y cuestiona la mirada vigilante. No ve delito sino victimidad, en la vida de las putas. La inspiración religiosa de su pietismo queda a la vista en el héroe de la novela, que se llama Monsalvat, y se entrevera convenientemente con los tópicos de la redención social.

Quiere salvar a Nacha Regules de su vida lamentable, pero también en cierto punto quiere salvarla incluso de sí misma, de su resignada disposición a hundirse y a padecer.

Nacha Regules inspira en Monsalvat una eventual hermenéutica de la sospecha. En esa clase de suspicacia debe adiestrarse el héroe redentor, porque sabe que en una puta toda alegría es falsa alegría. Lo que él ve por debajo es siempre otra cosa, que es distinta y es opuesta: Lo mismo vale para la medición de cataduras morales: Nacha aparenta ser mala, pero él sabe que no lo es.

Penetra su verdad, ya que no su cuerpo, y por eso puede descreer de la festividad de un traje de carnaval o reprocharle con una mirada precisa la manera en que ella reprime la verdad de su tristeza para ofrecer ante los ojos ajenos la ficción de una alegría ligera.

Sus ideas morales elevadas naufragan en la victimidad, y no puede liberarse aunque quiera. Nacha Regules consagra en la puta un objeto del realismo social, de la sensibilidad social, de la denuncia social, de la literatura social.

La ética de la piedad traba su alianza con una estética del pudor. Tal vez por su escaso trato con las "muchachas de la vida", Monsalvat se lanza a la calle a buscar a Nacha Regules y no la puede encontrar. Para entonces, como suele ocurrir, ya es demasiado tarde. Es entonces la ciudad la que hace de Nacha Regules lo que toda puta es, lo que ya era y lo que debía ser: Para Arlt, en cambio, la prostitución es menos un problema social que un modelo para la acción política.

Se sabe bien que son víctimas de distintas formas de explotación social, pero lo que busca Arlt es otra cosa, es el detonador eventual de su explosividad política.

Las putas no se dejan pensar aquí como objeto de una piadosa acción por parte del Estado sino como sujetos -modelo para una acción violenta en contra del Estado. Los prostíbulos son en Los siete locos la base del financiamiento económico para el proyecto conspirativo que se trama en Temperley. Tal es su historia: Su discurso demuele esa estética, que antes se parodia en el personaje de Ergueta, el que odia a los rufianes y se propone la regeneración de una puta bajo la neta inspiración de las celestialidades bíblicas.

Ahora bien, los prostíbulos en Los siete locos no se limitan a ser un recurso económico para el financiamiento general de los planes del Astrólogo. Pero antes que eso, y poniendo el foco en la figura de Erdosain, el mundo de las putas es el mundo de la humillación por excelencia. Y si el propósito del Astrólogo es en lo esencial hacer de la humillación un motor para la revolución política, se torna decisivo que las putas devengan un motor para la humillación personal.

Los prostíbulos para Erdosain no son otra cosa que eso: El rechazo que le inspiran no se debe a razones morales sino a la pura tristeza. Los prostíbulos son el lugar donde vivir la humillación, donde aprender la humillación y nutrirse de ella.

No es en rigor, para él, el lugar de lo sexual, porque Erdosain no tiene sexo con las putas, como tampoco lo tiene con su esposa. A la humillación de las putas ejercida por sus cafishios le agrega su propia dosis y su propia modalidad de vivir la humillación.

Antes que rescatar a alguien, lo que quiere es el rebajarse del todo:

Es la posición conocida como modelo nórdicopor su adopción en SueciaNoruega e Islandiadonde es ilegal comprar servicios sexuales pero no venderlos. Dicen por ahí Ver los comentarios anteriores Pingback: Pero una cosa digo, psicológicamente no estoy bien inestabilidad emocional, bipolaridad, y obsesiva-compulsiva y enganchada a ese trabajo que por casualidades de la vida mi novio conoce que he echo en el pasado al igual que mi familia que tambien lo sabe. Mas humanamente el desahogo no es malo y consuela. El término " mujeres de consuelo " se convirtió en un eufemismo para entre Por eso quería formar una nueva familia".

About the author

prostitutas autonomas putas en accion administrator

so far

prostitutas autonomas putas en accionPosted on10:12 pm - Oct 2, 2012

The authoritative point of view, cognitively..